<< Regresar a Recetas

CROQUETAS DE ARROZ RELLENAS DE MOLE

4 porciones

INGREDIENTES

3 tz arroz de grano corto (variedad arbóreo de preferencia)
6 tz agua
2 pza huevo
½ tz queso chiapaneco rallado
Sal
Pimienta

Relleno

4 cda aceite de oliva extravirgen
½ tz cebolla finamente picada
250 g carne molida de pollo
4 cda pasta de mole poblano
½ tz fondo de ave

Empanizado

1 tz harina de trigo
3 pza huevo batido
1 tz aceite vegetal
2 tz pan molido
8 cda ajonjolí negro

Decoración

4 cda aceite de ajonjolí
4 rama orégano fresco
4 cda crema espesa de rancho


PROCEDIMIENTO

Cocer el arroz con el agua hasta que ésta se evapore a fuego lento y la consistencia del arroz quede al dente. Mezclar el huevo, una vez incorporado agregar el queso rallado, sazonar con sal y pimienta, extenderlo en charolas para refrigerarlo, reservar.

Relleno

Saltear la cebolla ligeramente sin que tome color y agregar el pollo sazonando con sal y pimienta, saltear a fuego alto un par de minutos y agregar la pasta de mole disuelta en la mitad del fondo de ave, cocinar hasta que la carne esté cocida y la consistencia sea espesa, si hace falta agregar el resto del fondo poco a poco hasta obtener la consistencia adecuada. Verificar el sazón y reservar a temperatura ambiente.

Croquetas

Formar una bola con el arroz haciendo una cavidad en el centro, poner una cucharada del relleno, cerrarla, y dar la forma que usted prefiera, puede ser oval, redonda, etc. El tamaño también dependerá del tipo de presentación y del gusto.

Hacer un proceso de enharinado tradicional, pasando las croquetas por harina extendida en un plato, sacudiendo el exceso con las palmas de las manos, enseguida pasar por el huevo batido y, por último, empanizar con el pan molido mezclando el ajonjolí allí mismo y freír en aceite profundo a 170°C aprox., hasta dorar para retirar inmediatamente del aceite, dejar escurrir sobre papel absorbente el exceso de grasa. Servir inmediatamente.


PRESENTACIÓN

Servir las croquetas en un plato partidas por la mitad, colocando sobre ella un poco de crema y los ramilletes de orégano fresco, para terminar con una cucharada de aceite de ajonjolí esparcida alrededor del plato.

<< Regresar a Recetas