Inicio Presentación Guía de episodios Mundo maya Galería y postales
 ----------
 
 

Mundo maya

Los dioses habían dirigido su mirada hacia ellos: Itzamná, el dios de la sabiduría, les había enseñado la escritura, los calendarios y las matemáticas; bajo su abrigo, los mayas crearon el sistema de escritura más avanzado del mundo prehispánico. A través de la combinación de signos fonéticos e ideográficos, hicieron un complejo registro de hechos históricos, astronómicos, adivinatorios, calendáricos, y religiosos.

La historia del desciframiento de la escritura maya (epigrafía) conforma una urdimbre de grandes pasiones en diferentes épocas. Algunos de los protagonistas de esta aventura son Diego de Landa, Pedro Sánchez de Aguilar, Diego López de Cogolludo y Francisco Antonio de Fuentes. En el contexto contemporáneo destacan los nombres de Thompson, Morley, Coe, Knórosov, Schele, Freidelkelley, Berlin, Proskouriakoff, Lounsbury, Stuart y Ayala.

La clave para llegar al corazón de la escritura maya se ubica en el siglo XVI, cuando Diego de Landa, primer obispo de Yucatán, elaboró con la ayuda de sus informantes un alfabeto que incluyó en su libro Relación de las cosas de Yucatán. Dicho alfabeto fue la base para los estudios que realizaron los dos más importantes epigrafistas mayas de este siglo: el arqueólogo inglés J. Eric S. Thompson y el lingüista ruso Yuri Valentinovich Knórosov.

Thompson descubrió que los mayas utilizaban glifos diferentes para representar una misma idea. En sus escritos, expresa: "La cabeza del pez, xoc, por ejemplo, era difícil de cincelar y se confundía además con las de otros animales de la mitología maya, algunos de ellos irreconocibles para los zoólogos actuales; en consecuencia, la sustituyeron a menudo por el ideograma símbolo del agua. La lógica implícita en ello era que la estrecha relación entre el pez y su elemento vital, el agua, evocaría la imagen de xoc. El símbolo del agua era una cuenta de jade, asociación a la que se llegó por el hecho de que tanto aquella como éste son de color verde y gran valor. Así el jade sugeriría agua y ésta, a su vez, a xoc... Como puede verse, se trata de un sistema sumamente complejo". Más adelante expresa: "Casi todos los glifos son combinaciones de un elemento principal y uno o varios afijos... El factor determinante de la posición de un prefijo o sufijo era, sin embargo, el talento artístico del 'escritor'... su ubicación dependía del mejor espacio en que podía llenarse el espacio disponible".

Yuri Valentinovich Knórosov:
El padre del desciframiento de la escritura maya

Knórosov, curiosamente, realizó el desciframiento de la escritura maya en un cuarto en Leningrado y no fue hasta después de haber encontrado la clave que por fín viajó a territorio maya.

Los estudios sobre escritura maya realizados por Thompson se reúnen en sus obras Maya hieroglyphic writing (1959 y 1969) y A catalogue of maya hieroglyphics (1962), que si bien siguen siendo una referencia obligada, no consideraron el carácter fonético de los glifos mayas.

Aunque la escritura maya no está totalmente descifrada, dada su complejidad, fue Yuri Valentinovich el que verdaderamente revolucionó el sistema de lectura e interpretación de los glifos al descubrir su carácter fonético, logo-silábico. Él sentó las bases firmes para una lectura confiable, y cabe destacar que pudo llegar a esta conclusión muchos años antes de visitar la zona maya: fue su formación como lingüista lo que le permitió observar que el alfabeto de Landa tenía pocos caracteres (como todo alfabeto, por ejemplo el nuestro), mientras que los registros de escritura maya contenían miles de glifos diferentes. Carlos Brokmann, en su artículo "Selva de glifos", explica: "A partir de 1952 [Knórosov] se dio cuenta de que el 'alfabeto' de Landa era un silabario y, en 1963, presentó La escritura de los indios mayas, explicando su sistema de lectura en el marco de una discusión pormenorizada de la cultura maya... sin embargo, por décadas los especialistas del área maya se negaron a considerar siquiera la validez de las ideas de Knórosov. La guerra fría, la desconfianza hacia todo lo proveniente del socialismo y la antipatía personal, llevaron a que el mayista más eminente de la época, Eric Thompson, 'refutara' sus hallazgos y a que la inmensa mayoría de los investigadores lo secundara... La obra de Knórosov sufrió durante largo tiempo un abandono inmerecido".

Video 1Video

Video 2Video

Video 3Video

Video 4Video

Video 5
Video

Un encuentro con Knórosov:

Para entender mejor la lectura de los glifos mayas de acuerdo a los descubrimientos de Knórosov, te invitamos a desplegar el streaming de video que te presentamos a continuación.

Video 1
Antecedentes biográficos

Video 2
Lo que es creado por una mente humana puede ser descifrado por otra.

Video 3
Comprendiendo la lectura de los textos mayas

Video 4
Las aportaciones del fraile franciscano Diego de Landa

Video 5
La fascinante tumba de la Reina Roja

 

El desciframiento

Haz click aquí para ver cómo Knórosov descifró los glifos mayas.

La teoría de Knórosov se sustenta en dos principios básicos: el de escrituras opcionales para los glifos y el de sinarmonía. El primero tiene que ver con el reconocimiento de que este sistema de escritura permitía escribir de varias formas diferentes una misma palabra (lo que constituye la fuente básica de confusión) y los escribas mayas escribían glifos de manera silábica. El principio de sinarmonía consiste --explica Brokmann-en que "... el método maya frecuentemente repetía la primera sílaba, pero silenciando la última vocal. Este principio fue conjuntado con la escritura silábica de ideogramas o glifos de significado por sí mismos y con signos determinativos, de valor conceptual. Es decir, los escribas tenían al menos tres opciones: glifos silábicos, glifos ideogramáticos y sus combinaciones, normados mediante los signos determinativos. Knórosov presenta el sistema de lectura, las opciones y formas utilizadas históricamente y propone un catálogo de glifos alternativo al de Thompson, elaborando la correlación entre ambos sistemas".

Lee más:

Códices mayas
Literatura
Cosmovisión

Aunque los trabajos de Knórosov comenzaron a editarse a partir de 1952, cabe destacar que fue hasta 1995 que se difundió de manera más abierta su obra, gracias a que la Universidad de Quintana Roo imprimió una recopilación de sus textos, para lo cuál el propio Knórosov y su equipo prepararon una versión actualizada. Así, se editó en tres volúmenes el Compendio Xcaret de la escritura jeroglífica maya descifrada por Yuri V. Knórosov, que estuvo al cuidado de Patricia Rodríguez Ochoa, Edgar Gómez Marín y Myriam Cerda González.

 

 

   
 
 ----------
 
Instituto Politécnico Nacional
Prolongación Carpio 475 Col. Casco de Sto. Tomás C.P. 11340 México, D.F
Centro telefónico: 5166 4000 Lada sin costo: 01 800 226 2511
info@mail.oncetv.ipn.mx
DR © XEIPN Canal Once, México D.F. 2009. Todos los derechos reservados
Aviso legal
LOGO ONCE TV MÉXICO